Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
3 simples pasos para combatir el estrés: Piensa positivamente, relájate y respira.
Autor: Profa. Aschira González (@programasAVE) | Fecha: 26-08-2015

Como sabemos, el estrés es una defensa natural de nuestro organismo ante situaciones externas que percibimos como demandantes o amenazantes. Sí se prolongan por tiempo indeterminado, pueden generar estados de tensión física, emocional y mental que afectan nuestro desempeño diario y nuestras interrelaciones alterando los distintos entornos (familiar, personal y laboral), donde nos desenvolvemos.

En 3 simples pasos te presentamos técnicas para combatir el estrés, son tácticas básicas y sencillas, que puedes ejercitar a diario. No esperes a sentirte desbordado, si conviertes estas prácticas en un hábito te sentirás seguro, tranquilo y equilibrado, además te ayudarán a controlar tus emociones y hacerle frente al estrés.

 

Paso 1: Piensa positivamente

Con un poco de práctica puedes aprender a controlar esos pensamientos negativos que te desalientan dejándote exhausto y cambiarlos con pensamientos positivos. Esto te ayudará a sentirte, confiado y con el control de tus emociones; para ello toma en cuenta estos consejos:  

  1. Prestar atención al tipo de pensamiento que te viene a la mente cuanto sientes rabia, culpa, miedo, angustia, cansancio, vergüenza, etc., si percibes que son negativos, detenlos inmediatamente. En un principio te resultará incómodo y difícil, pero sigue intentándolo y verás la diferencia.
  2. Para detener estos pensamientos di para ti mismo, en tu interior “No los acepto”, repítelo unas cuantas veces y respira profunda y serenamente.
  3. Ahora, sustituye estos pensamientos destructivos por otros más positivos, cada vez que vengan a tu mente pensamientos de rabia o miedo repite los pasos 1 y 2, te darás cuenta que poco a poco tu vida cambiará para bien. Aquí te dejo unos ejemplos:

 

“Pensamientos Negativos” vs. “Pensamientos Positivos”

No estoy calificado para esto   /    Sé que puede hacerlo, tengo confianza

No soy capaz de comunicar lo que necesito /   Puedo hacerlo y voy a tener éxito

No puedo soportarlo   /   Con un poco de esfuerzo y dedicación lo lograre

Lo sucedido es mi culpa   /   Cualquiera puede cometer un error, puedo resolver esto

Todo es un desastre   /   Voy a encontrar la solución, sé que esto puede salir bien

Lo están haciendo a propósito para fastidiarme   /   Tal vez no se dan cuenta de que lo que hacen me molesta


Paso 2: Relájate:

Para utilizar está estrategia inicialmente necesitarás unos cinco minutos y practicar diariamente, llegará el punto en que el proceso será automático y conseguirás relajarte cada vez en menor tiempo. Quizás el primer minuto te parezca largo, sobre todo si es la primera vez, después te darás cuenta de que ha valido la pena. Tú y tu cuerpo van a agradecer ese momento y te vas a sentir mucho mejor. Sigue estos pasos:

  1. Siéntate tranquilamente, cierra los ojos y respira despacio. Concéntrate en tu respiración. No trates de controlarla. Sólo, respira.
  2. Visualiza tu cuerpo y comienza a relajar lentamente todos tus músculos empezando por los pies, hasta llegar al cuello y la cara.
  3. Una vez que hayas relajado todos los músculos, imagínate en un lugar armónico y pacífico, ten en cuenta que cualquiera sea el lugar que elijas, es importante que estés totalmente tranquilo y despreocupado.

 

Paso 3: Respira:

Este tercer paso está estrechamente relacionado con el anterior y te será de mucha utilidad ya que te ayudará a moderar las reacciones fisiológicas de tu cuerpo (ritmo cardiaco, hiperventilación, sudoración, etc.), cuando estés ante situaciones que sean emocionalmente intensas para ti. Te presento una de las técnicas sencillas dentro de las muchas que hay:

  1. Cierra los ojos e inhala lenta y profundamente, cuenta mentalmente hasta 4 y exhala poco a poco por la boca.
  2. Repite la inhalación anterior, contén el aire, siente como tus pulmones se llenan de energía, piensa en la relajación de tu espalda y en los lados de tu cuerpo.
  3. Suelta el aire poco a poco mientras cuentas mentalmente hasta 8, veras como experimentarás tranquilidad y flexibilidad en cada parte de tu cuerpo.

No olvides que en el agitado mundo de hoy las situaciones estresantes están presentes en tu vida diaria, y evadirlas, negarlas o reprimirlas podrían ser factores negativos que te desencadenen serios problemas de salud física y emocional. En Programas AVE estamos para ayudarte, recuerda que puedes contar con nuestro apoyo y la asesoría de uno de nuestros terapeutas a través de la línea 0 – 800AVE, de forma gratuita y estrictamente confidencial, porque estamos dedicados a ti y a los tuyos.



Profa. Aschira González
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3