Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Comencemos a Fomentar el Ahorro Infantil
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

Como se sabe, la mejor herencia que se puede dejar a los hijos es la educación. Y una lección no menos importante que otras es enseñarles desde temprano la importancia del ahorro, aprendizaje que puede serles útil el resto de la vida. Muchos pensamos que son cosas que se aprenden con el tiempo, que se asimilan en el hogar, en la escuela o en la vida cotidiana.

Es cierto que, cualquiera puede aprender a manejar sus finanzas, regulando y administrando lo mejor posible sus gastos, no obstante, si esta enseñanza comienza a temprana edad, se irá reforzando con el tiempo, consolidando las bases de aspectos fundamentales como: saber darle valor al trabajo para conseguir dinero, aprender el valor de las cosas y saber ahorrar.

Hasta ahora, no existe un método para llevar a cabo esta enseñanza; cada quien debe ser creativo al respecto. Sin embargo, si deseas emprender el reto de fomentar el hábito del ahorro en tus hijos, hemos recopilado algunas sugerencias basadas en estudios de especialistas en el tema, que te pueden ser gran ayuda.

Enséñale a ahorrar: Lograr esto es relativamente fácil, ya que se pude empezar con una alcancía.

Enséñale el valor del trabajo: Cómo, cuándo y a cambio de qué llega el dinero al banco y cuánto hay que usar en pagar cuentas antes de usarlo en otras actividades. Es bueno enseñarle que si quiere conseguir alguna cosa tendrá que dar algo a cambio, como realizar una actividad de la casa por las que le darás un reconocimiento económico.

Asígnale una mesada: Dale una determinada cantidad de dinero a la semana y establece algunas pautas a seguir para administrarla, explícale qué tendrá que hacer para merecerlo, esto le ayudará a comprender mejor su valor y a ser más responsable. Se consistente, si no cumples lo acordado, no podrás moralmente exigirle que cumpla su parte.

Enséñale solo un hábito a la vez: Explícale las cosas de una en una y luego pasa a la siguiente cuando la haya comprendido y la maneje.

Déjalo cometer errores y sufrir sus consecuencias: Enséñale a dividir el dinero en partes: una para gastar y una para ahorrar. A su vez, déjalo experimentar y cuando cometa errores no corras a sacarlo del aprieto, es mejor que experimente las consecuencias.

Incúlcale la costumbre de que lo primero es el ahorro: Si gasta lo que recibe al momento, estará aprendiendo a vivir de día de pago a día de pago; no dejes que aprenda este mal hábito. Ayúdale a crear proyectos a corto y largo plazo. Sea cual sea la estrategia que uses, lo importante es que aprenda antes de nada, que debe ahorrar.

Enséñale a valorar el dinero ganándoselo: Que no crea que el dinero que le das es un derecho adquirido, explícale cuándo pone en peligro su mesada, porqué la recibe, y deja que gane un dinero extra haciendo algunos trabajos en casa. De su asignación dedúcele algo y explícale que es para contribuir al presupuesto de la familia.

Enséñale la diferencia de lo que necesita y lo que quiere: Ayúdalo a entender la diferencia acordando que sus necesidades las pagarás tú, pero que sus gustos los cubrirá con su dinero. Por ejemplo, para ropa, establece un monto máximo; si quiere una marca particular, que la pague de su dinero.

Enséñale a tener metas por las que ahorrar: Así aprenderá a planificar para el futuro. Si quiere comprarse algo, puedes enseñarle que si no gasta en cosas innecesarias lo puede conseguir antes.

Enséñale con el buen ejemplo: Si dices una cosa y haces otra estás perdido. Cuida de cómo usas tus recursos para que aprenda de lo positivo, y no capte el mensaje equivocado de que "es normal comprarse todo cuanto se desee".

Premia sus esfuerzos: Un elogio muchas veces es suficiente para potenciar sus sentimientos e incentivarlo.

Explícale el poder de los intereses: Aún si no saben sacar porcentajes, puedes enseñarles que los intereses ayudan a aumentar sus ahorros, aportando cada tanto un poco a sus esfuerzos.

Exponlo a pequeñas transacciones financieras: Explícale el concepto del préstamo y el pago de intereses, deja que de vez en cuando te pida un adelanto de su mesada, y cóbrale intereses. De vez en cuando haz tú lo mismo, así experimentara las desventajas de pedir prestado y las ventajas de invertir.

Permítele administrar sus ingresos: Las cuentas bancarias infantiles pueden ser una herramienta didáctica importante, siempre que sean utilizadas de forma inteligente.

Esperamos que estos tips, sean un punto de partida y despierten el interés por este tema. Recuerda que no se trata de generarle estrés innecesariamente, o quitarle parte su infancia, siendo estrictos o exigentes, es importante ser comedidos con las normas y fomentar la comunicación en relación a las experiencias que vayan compartiendo.

Se trata que nuestros hijos comprendan que es importante ganar dinero, de procurar que se acostumbren al ahorro y aprendan que el dinero no sólo sirve para comprar juguetes y entretenimiento, sino que es una herramienta que en el futuro los ayudara a tener una vida confortable y funcional.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3