Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
¿Cómo y de qué te preocupas?
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

La preocupación tiene diversos significados: por un lado tiene que ver con el cuidado, responsabilidad e interés, pero también significa intranquilidad, ansiedad, nerviosismo. Si nos preocupamos por mantener nuestras finanzas en orden y usamos el dinero de una manera responsable, cuidando el uso de la tarjeta de crédito y ocupándonos de organizar el presupuesto familiar tomando en cuenta los ingresos y egresos, la preocupación resulta útil y puede facilitar la toma de decisiones adecuadas. Pero si la preocupación por el dinero es causa de ansiedad, te disgustas cuando llega una factura, reclamas a todo la familia si algo se acaba, no estás invirtiendo tus recursos personales en manejar el problema. Tu preocupación deja de ser resolutiva y se convierte en un verdadero problema que ocasiona más daño que beneficio.

La preocupación es útil, siempre y cuando nos ayuda a estar mejor preparados para enfrentar los problemas

Si hay algo que te preocupa, te causa tensión, intranquilidad, es fuente de estrés o ansiedad, las siguientes preguntas pueden ayudar a redimensionar el problema y convertirlo en una situación de la cual puedas ocuparte productivamente.

  1. Es realmente importante lo que me preocupa? ¿Seguirá siendo un problema de aquí a un cierto tiempo? ¿Realmente merece la pena que me preocupe en este momento por esto? Sigue leyendo.
  2. ¿Qué tan probable es que pase lo que me preocupa? Si es poco probable, trata de descartarlo! No pierdas el tiempo y la energía en este tipo de problemas
  3. ¿Qué tan cierto es que suceda lo que me preocupa? ¿Mi preocupación depende de unos resultados? ¿Sólo puedo actuar una vez que conozca un resultado o una evaluación pendiente? (Esto se aplica particularmente cuando estas a la espera de los resultados de una evaluación que ya pasó)
  4. ¿Tengo control sobre esta situación? ¿Esto sucederá independientemente de lo que yo haga o diga? ¿Hay algo que pueda hacer para evitar que suceda?

Estas preguntas permitirán identificar el área de influencia sobre el problema en cuestión. Puede ser que tu preocupación sea la vejez, el crecimiento y la ida de tus hijos, el cambio climático: cosas inevitables y que escapan al control personal.

Pero aún en situaciones inevitables como éstas, se pueden llevar a cabo una cantidad de acciones posibles de planificar y realizar. Por ejemplo, puedes cuidar mejor tu salud de manera que agregues calidad de vida a los años y minimizar el impacto de la edad. Se puede disfrutar y cuidar la relación con tus hijos mientras son pequeños, Mejorar tu desempeño para que las evaluaciones estén acordes a tus expectativas, etc.

Pero si las preocupaciones resultan difíciles de manejar, te quitan energía y tiempo, ensaya una actitud crítica y reflexiva sobre ellas, conversa con personas de tu entorno. Es muy probable que puedas encontrar otras maneras de mirar los problemas…

“Tu BIENESTAR es nuestro objetivo, somos un medio para lograrlo”



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3