Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Conciliar consigo mismo
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

“Conciliar consigo mismo significa, ante todo, centrarse, equilibrarse. Significa saber quién soy y como estoy montado. Ya en el antiguo Egipto, Kefer, el escarabajo, era el símbolo de lo que el hombre podía llegar a ser y su potencial de crecimiento residía en el corazón. Según ellos, el corazón no era únicamente sentimental, sino inteligente, y se tenía que desarrollar a lo largo de la vida. Hoy a esto lo llamamos “inteligencia emocional”.

El desarrollo de nuestras potencialidades hace de nuestra vida un reto apasionante: nos estimamos en la medida en que nos sacamos partido…pero a veces no somos conscientes de nuestros puntos fuertes, ni de nuestras áreas de mejora. Conocer los puntos fuertes nos tranquiliza: son nuestro apoyo para avanzar. Las debilidades pueden asustar, pero constituyen nuestra mayor fuente de desarrollo y autoestima. Es preciso centrare en sus aspectos positivos y capear los negativos porque a veces enfrentarlos no es efectivo y suele desmotivar. Algunas personas tienen memoria, otras, habilidades sociales, otras constancia, capacidad de concentración…en estos puntos tenemos que apoyarnos para poder trabajar nuestras áreas de mejora con más facilidad. Ser capaz de reconocerlos y tenerlos en cuenta nos ayuda en nuestro trabajo, porque es en el donde todas nuestras debilidades salen a la luz. Un ejemplo frecuente son los directivos o supervisores, que prefieren personas que son como fotocopias suyas, en lugar de aquellas que podrían enriquecer su visión al aportar competencias complementarias.

Con equipos compuestos por personas de similar formación y manera de pensar, la calidad de las decisiones es más limitada. En cambio, en equipos compuestos por personas complementarias, la toma de decisiones será quizás más lenta y puede costar más llegar a un acuerdo, pero la decisión final resulta mejor por haber tenido en cuenta diversos puntos de vista y distintas ponderaciones de las posibles consecuencias…

El autoconocimiento comporta que vayamos pasando de un estado de desconocimiento respecto a nuestros puntos débiles (en el que ni siquiera se percibe la necesidad de mejorar o cambiar) al estado de consciencia respecto a su existencia y finalmente a la acción, cuando ya se sabe hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos y se definen metas alcanzables en un plano inclinado ascendente. Y tener en cuenta de que la ausencia de avance implica, casi siempre un retroceso. Todos tenemos puntos ciegos con respecto a nuestros puntos ciegos o fuertes. Para salir de esta ignorancia con respecto a ellos, necesitamos el apoyo de alguien que nos ayude a sacarlos a la luz. Es muy difícil conocerse sin la ayuda de los demás. Es igual de problemático desconocer nuestras competencias que las incompetencias: En el primer caso porque no utilizamos todo nuestro potencial y en el segundo, porque aceptamos desafíos que no podremos completar.

Continuaremos con este interesante tema en nuestro próximo boletín

*Nuria Chinchilla Dueños de nuestro destino: Como conciliar la vida profesional, familiar y personal. Ariel 2009


Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3