Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
De la Economía y la Salud Emocional
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

Estamos viviendo una época donde la mayoría de las veces, el factor económico es una prioridad para las personas; por eso, cuando percibimos que nuestras finanzas personales se balancean, por cualesquiera sean las razones, podemos experimentar temor y ansiedad acerca de la manera de cómo manejar las dificultades monetarias que se avizoran en el panorama. Es un hecho que la dinámica cambiante de este mundo tan competitivo, exige que frecuentemente nos esforcemos para adaptarnos y buscar las herramientas que nos ayuden a sobrellevar los acontecimientos sociales, culturales, políticos, educativos y económicos que fluctúan constantemente.

Ante lo anteriormente expuesto, es oportuno señalar que la actitud que tengamos frente a estos acontecimientos, de no ser la adecuada, nos puede llevar y mantener en estados de desasosiego, confusión, aturdimiento y estrés elevado. Así pues, los expertos recomiendan para ello: tomar una pausa, no entrar en pánico y congelarnos dejándonos llevar a la deriva por los acontecimientos, mantener la perspectiva y tener siempre presente que durante los tiempos difíciles, la actitud positiva que mostremos ante los eventos que percibimos como amenazantes es determinante para conducirnos de manera eficiente y efectiva para obtener resultados positivos al final de cada trance de la vida.

Por tal razón hoy hemos considerado hablarles sobre algunas acciones que podemos tomar en cuenta para aminorar o en todo caso paliar los efectos negativos que los cambios económicos desfavorables, pueden ocasionar en la armonía de nuestro diario acontecer. A continuación les dejamos algunos de los consejos y recomendaciones que consideramos más apropiados, para tratar de aportar algunas estrategias que nos ayuden a mantener el equilibrio emocional, la salud física y psicológica, y en todo caso para tomar aliento, ponernos en marcha para buscar salidas, superar los estados de estrés y sobreponernos a la adversidad:

  • Identificar los factores que generan estrés y hacer un plan. Evaluemos nuestra situación financiera, ubicando las diferentes formas en que podemos reducir gastos, comprometiéndonos a ello. Inicialmente esto puede producir ansiedad pero, poner las cosas claras y seguir las reglas reducirá el estrés. Involucremos a la familia para distribuir las cargas y que todos se sientan incluidos.
  • Mantener la objetividad. Consideremos cierto un evento únicamente cuando tengamos a disposición los elementos que nos permitan comprobar su veracidad. No nos dejemos llevar por rumores.
  • Enfocar la situación de crisis como un evento transitorio y movilizador hacia el cambio. Desarrollemos habilidades para enfrentar el cambio, no para paralizarnos ante él.
  • Vivir en el momento actual, evitando pensamientos comparativos relacionados con mejores condiciones de vida y experiencias del pasado. Tracemos un camino que nos conduzca con cuidado a la transición, para no tomar decisiones apresuradas o inadecuadas.
  • Evitar adelantarse al futuro con una visión pesimista del panorama a nivel económico y social. Pensemos en cambiar estos tiempos de desafíos, por oportunidades de crecimiento y cambio real.
  • Evitar las conductas de riesgo y resistencia al cambio movilizadas por nerviosismo o ansiedad. Analicemos estos eventos como una fase de transición entre lo que fue y es, y lo que podrá ser si nos enfocamos y buscamos soluciones positivas.
  • Contrarrestar los pensamientos negativos que conducen a los comportamientos compulsivos e inadaptativos. Neutralicémoslos a través de ideas positivos que resalten la oportunidad de cambio y transformación implícita en la situación de nuestra crisis económica.
  • Evitar la propagación de matrices de información extraoficiales que tienden a magnificar los aspectos negativos de la situación, llevándonos a actuar de forma nerviosa o compulsiva que nos podría descapitalizar.
  • Potenciar los recursos personales a través del afrontamiento positivo de las adversidades para convertirse en agentes de cambio dentro de nuestro círculo familiar. Usemos la creatividad para construir estrategias nuevas y estimulantes. Seguro nos sorprenderemos.
  • Buscar ayuda de un tercero. Si sentimos que la situación nos sobrepasa y deseamos mantener las perspectivas y no caer en la depresión, la angustia o elevar los niveles de estrés, contactemos con un especialista, tal vez no nos aporte consejos financieros, pero ciertamente nos ayudará a conseguir nuevamente el balance de nuestra vida.


Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3