Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
El Ciber Bullying
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

En nuestro anterior boletín expresamos la inquietud por el fenómeno social del Acoso escolar o Bullying y quisimos hacer llegar hasta Uds. esta información a fin de que puedan reconocer los síntomas en caso de que se presentase una situación semejante.

En esta oportunidad, no gustaría profundizar un poco más en el tema y exponerles los tipos de acoso escolar más frecuentes que han delimitado los expertos, haciendo énfasis en el Ciber Bullying, ya que hoy por hoy la tecnología abarca gran parte de nuestras vidas y es una herramienta de uso común entre nuestros niños, niñas y adolescentes.

Antes de comenzar con los tipos de acoso, recordemos algunas de las características que se distinguen en el acoso escolar:

  • Existe una víctima indefensa acosada por un individuo o por un grupo.
  • Hay presencia de desigualdad de poder, de indefensión para la víctima.
  • Hay una agresión repetida, durante un período largo y de forma recurrente.
  • El maltratado está expuesto física y emocionalmente.
  • El grupo de compañeros que los expertos han denominado como “Los Observadores”, también son víctimas de este fenómeno.

Tipos de acoso escolar:

  1. Bloqueo social: se da a través del aislamiento y la marginación, para socavar el entorno social. Es el más difícil de combatir, siendo casi imperceptible, la propia víctima puede tener dificultad para identificar más allá del hecho de que nadie le habla.
  1. Hostigamiento: es un acoso psicológico que manifiesta desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad. Sus características más resaltantes son el rechazo, el odio, la burla, el menosprecio, los sobre nombres, la crueldad, etc.
  1. Manipulación Social: pretende distorsionar la imagen social y sirve para inducir el rechazo de otros, tratando de que la víctima presente una imagen negativa. Se toman represalias contra todo lo que hace o dice, o contra todo lo que no ha dicho ni ha hecho.
  1. Coacción: se pretende que el acosado realice acciones contra su voluntad, para ejercer dominio y sometimiento de la voluntad, con frecuencia sufre vejaciones y abusos que debe silenciar por miedo a las represalias. Proporciona poder social, sobre todo, ante los que presencian el sometimiento.
  1. Intimidación: persigue amedrentar, afectar o consumir emocionalmente a la víctima mediante la amenaza. Busca inducir el miedo con acciones de intimidación, hostigamiento físico, acoso en los recesos y a la hora de salida.
  1. Ciber bullying (E-bullying): es el uso de medios de comunicación como correo electrónico, mensajes de texto, blogs, teléfonos móviles, buscadores, y websites con carácter difamatorio para acosar a un individuo. Implica un daño recurrente y repetitivo; persigue causar angustia emocional y preocupación. Puede incluir amenazas, etiquetas peyorativas, etc., es considerado por muchos como la forma más grave e insidiosa de bullying.

Es importante destacar que para muchos expertos no se trata de adultos que engañan a menores para encontrarse con ellos o explotar sus imágenes sexuales. Para que se considere ciber bullying tiene que haber menores en ambos extremos del ataque: si hay algún adulto, entonces estamos ante un caso de ciber acoso. Por otra parte, para no verse restringidos en el hogar del uso de internet o teléfonos celulares, muchas veces prefieren no hacer comentarios en caso de estar siendo víctimas de acoso.

Características del ciber-bullying:

  • Exige el dominio y uso de la tecnología de internet.
  • Se trata de una forma de acoso directo.
  • Es un acto de violencia camuflada y anónima.
  • El desconocimiento de quién puede ser el agresor, magnifica el sentimiento de impotencia.
  • Escoge diversos tipos o formas de manifestar el acoso a través de Internet.
  • El acoso invade ámbitos de privacidad y aparente seguridad como es el hogar.
  • El acoso se hace público, se abre a más personas rápidamente a través de la red.
  • Cualquiera puede entrar en un servicio gratuito, introducir datos falsos y en poco tiempo podría difamarnos, insultarnos, amenazarnos y todo lo que se le ocurra, con total impunidad y anonimato.

Como hemos dicho anteriormente, todos los involucrados en el bullying o en el ciber-bullying en alguna medida son afectados; especialmente nuestros niños, niñas y adolescentes. La víctima tiene más riesgo de padecer trastornos psicológicos o lesiones físicas; pero el hostigador y los observadores, también pueden padecer cuadros de ansiedad, trastornos de conducta y baja autoestima.

En múltiples estudios se ha demostrado que la mayoría de los padres saben que sus hijos tienen acceso a Internet, pero pocos han establecido normas para asegurarse de que haga-n un buen uso de este recurso, generalmente se les prohíbe visitar ciertas páginas o se les limitan las horas por la red. Casi todos los padres coinciden con estas normas, pero cada vez es más imperativo que les inculquen los riesgos que puede implicar enviar datos personales, concurrir a citas, entre otras cosas tal vez más inquietantes.

Ahora bien, ante toda esta información qué hacer, qué recomiendan los expertos, cómo podemos ayudar o proteger a nuestros hijos; a continuación expondremos una serie de tips que podrían serle de ayuda:

  • Ante todo, conozca a su hijo, tómese un tiempo para hablarle y conocer sus intereses, gustos y necesidades.
  • Esté atento y propóngase visitar con regularidad las redes sociales en las que participa su hijo (Messenger, My Space, Facebook, Skype, H5, Twitter, etc.) tratando de conocer, como un invitado más de su grupo, como interactúa en dichos espacios virtuales. • Si llegase a sospechar o en el peor de los casos confirmar que estamos en presencia de un ciber bullying, no destruir las evidencias (e-mails, mensajes de texto, web, etc.), tratar de imprimirlas o guardarlas en un archivo seguro, como prueba de los hechos.
  • Trate de que su hijo entienda y sea consciente de que eventualmente el acoso va a cesar.
  • Hable con su hijo y explíquele la importancia de no responder a las agresiones, lo mejor es ignorarlo, ya que generalmente el acosador, solo busca llamar la atención.
  • De ser necesario y si la situación se vuelve inmanejable, lo mejor es denunciar el acoso a la División de delitos informáticos de la policía.
  • Trate de bloquearlo en la red de todos los lugares en donde se pueda hacerlo.
  • Infórmese, adquiera e instale programas que filtren correos no deseados.

Aunque la situación se torne tense, conserve la calma y no conteste a ninguna provocación, recuerde que usted es el pilar donde se apoya su hijo.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3