Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
El Estrés Post – Vacacional
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

Después de un merecido periodo de vacaciones, todos debemos reincorporarnos a nuestra vida habitual, esto incluye volver a realizar cambios en los horarios, las obligaciones, las responsabilidades y en el estilo de vida en general, que estábamos llevando hasta el momento. Para la mayoría de las personas la vuelta a la cotidianidad del trabajo no supone ningún trastorno, sino más bien al contrario, ya que vuelven con ilusión a ocupaciones productivas con las que se sienten cómodas, que están conformadas por actividades gratas, creativas y en las cuales los grupos con los que se interrelacionan les proporcionan experiencias personales y laborales satisfactorias.

Como veníamos diciendo, la readaptación a la vida laboral después de las vacaciones conforma un proceso normal, no obstante en algunos casos retornar a un estilo de vida más agitado, llega a ser más intenso y produce en quien los sufre cambios y molestias tanto emocionales como físicas. La presión puede ocasionar verdaderos cuadros de estrés agudo con todas las manifestaciones que lo caracterizan: ansiedad, irritabilidad, depresión, disminución del rendimiento, palpitaciones, sudoración, aumento de las frecuencias respiratoria y cardíaca, temblores, fatiga, cambios de humor, etc. Esta patología es lo que los especialistas han llegado a denominar “Estrés Postvacacional”.

El síndrome postvacacional, se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar en el proceso de adaptación entre un periodo de ocio y la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento. No se puede considerar como una enfermedad sino como un proceso adaptativo que, para algunas personas, puede resultar difícil. Afecta principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años. Es importante saber que estos síntomas pueden aparecer en ocasiones en los niños, producidos por la vuelta al colegio, después de un largo periodo de vacaciones, aunque en ellos es menos frecuente sobre todo si el niño se encuentra a gusto en su colegio.

El Dr. Eduardo Press, director de la Escuela Argentina de Psicología Organizacional, comenta, que “el organismo necesita sus tiempos de adaptación. Los deportistas de alta competencia, un bailarín o un actor hacen actividades de calentamiento y relajación antes y después de su actuación. En cambio la gente común trabaja a mil hasta el último minuto, para luego vacacionar también hasta el último segundo. Después vuelve al trabajo a mil otra vez y así no hay paz ni tiempo de adaptación para el sistema nervioso”.

Consejos prácticos para superar el estrés postvacacional:

Según los expertos el método para combatir el estrés es particular para cada persona. No obstante, existen algunas reglas generales que pueden ser aplicables a cualquiera y que tienden a limitar su aparición, como:

  • Programar el regreso de manera anticipada y relajada, evitando alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar.
  • Volver con un par de días de antelación para prepararnos física y mentalmente y, empezar a habituarnos nuevamente a los ritmos de sueño y comida.
  • No empezar la actividad de modo brusco e intenso, tratar de ponerse al día de los últimos acontecimientos y revisar los correos y actividades pendientes priorizándolas.
  • Tomar un tiempo para permitirse compartir las experiencias vacacionales con los compañeros y así crear un buen ambiente de inicio laboral.
  • Desarrollar alguna actividad de ocio que sea compatible con el trabajo para que el cambio no sea tan brusco tomándose el tiempo para volver a coger el ritmo diario.
  • Mantener una actitud optimista y positiva, esto ayudará a superar este periodo de adaptación de una forma más rápida y llevadera.
  • Tratar de organizar el tiempo y nuestras actividades, estableciendo horarios, para así poder descansar, no estar preocupados y no sufrir sobresaltos continuos por olvidos importantes, etc.
  • Practicar la relajación en los momentos en los que nos encontramos peor, dedicándonos algún tiempo a nosotros mismos.

Está claro que no es fácil volver a la rutina diaria después de largos días de descanso, ocio y recreación, sin horarios ni obligaciones de ningún tipo. Si nos percatamos que la situación nos sobrepasa y no podemos sobrellevarla, tengamos en cuenta que todos estos síntomas tienen solución, y que es sabio buscar el apoyo de un profesional para que nos brinde herramientas que nos ayuden a manejar las circunstancias que nos estresan.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3