Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Haz una pausa… y actívate
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

En anteriores boletines hemos hablado muchas veces sobre el estrés y lo perjudicial que pude llegar a ser si alcanza niveles elevados y no podemos ser capaces de manejarlo. Por tal motivo, hemos querido traerles información sobre una alternativa vanguardista a la hora de hacer frente a las demandas a la que nos enfrentamos en el día a día, se trata de la implementación de las pausas laborales activas. Los expertos en la materia han estado estudiando diversas opciones para contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, que ayude a disminuir el riesgo de adquirir enfermedades tanto físicas como mentales en su mayoría ocasionadas por las excesivas cargas laborales y los diversos acontecimientos a los que se ven enfrentados en el demandante mundo de hoy.

La implementación de las pausas activas, como una forma de afrontar positivamente el estrés, es beneficiosa para todos. Por una parte, ofrece ventajas a las empresas que ven aumentar su producción, a través de un mejor rendimiento de sus colaboradores, por la otra, el capital humano de las empresas se ve favorecido, ya que, es una de las mejores alternativas para ayudar a preservar la buena salud, el bienestar y mejorar la calidad de vida.

Las Pausas Activas o Pausas Saludables consisten en una serie de ejercicios a realizar en períodos cortos, durante la jornada laboral. También podrían definirse como una serie de técnicas variadas utilizadas en el campo de la Salud Ocupacional para prevenir desordenes psicofísicos causados por la fatiga física y mental y así potencializar la productividad y el rendimiento laboral.

Estos ejercicios se deberían realizar una o dos veces al día, con una duración aproximada 5 a 10 minutos. Lo recomendable sería practicarlos diariamente o como mínimo 3 veces por semana. A continuación les enumeramos todas las bondades que los especialistas resaltan sobre esta práctica saludable.

Al hablar de cuál sería la finalidad de practicar estos ejercicios, encontramos que:

  1. Crean conciencia respecto a la salud (auto - cuidado), desarrollando hábitos de trabajo y de vida saludables.
  2. Estimulan la práctica de actividad física moderada y bien dirigida, que contribuye a contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo.
  3. Previenen lesiones en los principales grupos musculares (cuello, espalda, muñecas, manos, piernas y pies), disminuyendo la posibilidad de adquirir incapacidades por traumas musculo-esqueléticos.
  4. Propician un espacio para evitar la monotonía laboral, contribuyendo a disminuir la acumulación de la fatiga física y mental.
  5. Mejoran la productividad, el rendimiento y las condiciones de trabajo.

Dentro de las ventajas que trae realizar pausas activas, tenemos:

  1. Rompen la rutina del trabajo y por lo tanto reactiva a la persona física e intelectualmente, de manera que el estado de alerta mejora y se está más atento a los riesgos laborales.
  2. Relajan los segmentos corporales más demandados en el trabajo y reactiva los subutilizados.
  3. Afectan positivamente la relación entre los compañeros de trabajo, al participar en conjunto en una actividad fuera de lo común y recreativa.
  4. Crean hábitos de trabajo y vida saludables.
  5. Aumentan el ritmo cardiaco y con esto ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  6. Disminuyen algunos efectos negativos del estrés y en consecuencia de las enfermedades derivadas de este.
  7. Evitan calambres, contracturas, pérdida de movilidad articular y la aparición de espasmos musculares, cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias.

Las principales consideraciones e indicaciones al realizar pautas activas, son las siguientes:

  • Los estiramientos deben tener una duración mínima de 10 segundos cada uno.
  • No deben generar sensación de dolor, sino lograr la extensión y relajación muscular.
  • Deben realizarse de forma secuencial y progresiva, es decir: cuello, hombro, codo, muñeca y mano…
  • Deben realizarse de forma bilateral: si se estira la extremidad derecha, se debe estirar, seguidamente, la extremidad izquierda.
  • Se debe priorizar en trabajar los grupos musculares más utilizados, dependiendo del tipo de trabajo que realicemos.
  • No se debe generar rebote, el estiramiento debe ser sostenido (sin forzarlo) y hasta donde el cuerpo lo permita.

Para poder sacar un total provecho de estas prácticas, los especialistas recomiendan acompañarlas de las técnicas que mencionaremos a continuación, ya que las complementan perfectamente y garantizan su efectividad:

  • Respiración: Es una de las formas de realizar una pausa tanto física como mental en el puesto de trabajo. La oxigenación de la sangre es equivalente a revitalizar energéticamente nuestros músculos y órganos, disminuyendo algunos de los efectos del estrés y produciéndonos estados de relajación. Al realizar las pausas activas, el control de la respiración juega un rol destacado, juntas, estas dos técnicas nos brindan grandes beneficios, ayudándonos a limpiar, revitalizar y purificar el cuerpo ya que contribuyen a regularizar el metabolismo, el ritmo cardíaco y la circulación de la sangre.
  • Masajes: Para pausas en puestos de trabajo, básicamente se trabaja el automasaje y el masaje asistido. Las técnicas de manipulaciones básicas en el masaje son: fricción, amasamiento, percusión, frotación y sacudimiento.
  • Relajación: Esta técnica se puede acompañar con otros elementos como: música, aromaterapia, etc., para lograr una mayor motivación. En la relajación se complementan la respiración adecuada, los pensamientos positivos y la liberación gradual de la tensión muscular.

En resumidas cuentas podríamos decir que las pausas activas nos brindan los siguientes beneficios generales:

 

· Evitan la monotonía.

· Enseñan a relajarse mentalmente.

· Promueven el autocuidado.

· Forjan hábitos saludables.

· Contribuyen a la relajación muscular.

· Mejoran la actitud, al momento de reanudar las actividades.

Infórmate un poco más sobre esta nueva alternativa, las ganancias en tu salud y bienestar serán extraordinarios, al trabajar para lograr una mejor calidad de vida, no solo te beneficias tú, sino que contribuyes a la felicidad de los tuyos ya que a través de una mejor actitud mejoran tus interrelaciones personales, en la familia, el trabajo y tu entorno en general.

Recuerda, nunca te canses de intentar que tu vida sea mejor, la perseverancia siempre tiene su recompensa.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3