Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
La Discapacidad Motora
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

Te traemos una nueva entrega sobre las personas con discapacidad. En esta oportunidad tocamos la Discapacidad Motora, esperamos que la información que te traemos pueda serte de ayuda, a la hora de interrelacionarte con ellas.

La discapacidad motora implica una disminución de la movilidad total o parcial de uno o más miembros del cuerpo. Los trastornos que se presentan son muy diversos, y pueden estar relacionados con alguna alteración motriz transitoria o permanente del sistema óseo articular, muscular y/o nervioso que supone limitaciones para enfrentar ciertas actividades de la vida cotidiana que implican movilidad.

Este tipo de discapacidad puede tener un origen congénito o sobrevenido (enfermedad o accidente) y `puede significar de acuerdo al grado de lesión o compromiso motor que dichas personas se movilicen ayudadas por elementos o instrumentos ortopédicos complementarios, tales como: muletas, bastones, andaderas, silla de ruedas, etc.

La mayor dificultad que se les presenta a estas personas son las barreras arquitectónicas, que impiden y complican su desplazamiento (borde de las aceras, escalones, puertas angostas, rampas mal diseñadas, alfombras, baños no adaptados). Si estas dificultades son superadas, pueden pasear, jugar, ir a la escuela, hacer deportes, etc., de donde es sencillo comprender que debemos evitar interpretaciones erróneas respecto a las habilidades y la capacidad intelectual de estas personas basándose sólo en manifestaciones externas.

Trato hacia las personas con Discapacidad Motora

  • Recuerda que para una persona sentada es incómodo mirar para arriba mucho tiempo, por lo tanto, al entablar una conversación con ella, trata de sentarte para quedar al mismo nivel.
  • Nunca muevas la silla de ruedas sin antes pedir permiso a la persona.
  • La silla de ruedas, así como el bastón y las muletas son parte del espacio corporal de la persona, casi una extensión de su cuerpo. Asirse o apoyarse en ellos, es como asirse o apoyarse en una persona sentada en una silla común. Eso puede ser simpático si la persona y tú son amigas, de lo contrario puede resultar molesto o incómodo.
  • Si llevas a una persona en silla de ruedas y te detienes para conversar con alguien, acuérdate de girar la silla para que ella pueda participar de la conversación.
  • Para subir desniveles, inclina la silla para atrás para levantar las rueditas de adelante y apoyarlas sobre la elevación; para descender un escalón, es más seguro hacerlo marcha atrás, siempre apoyando para que el descenso no produzca un fuerte impacto.
  • Si piensas que la persona está en dificultades, ofrécele ayuda, en caso de que sea aceptada, pregunta cómo debes hacerlo; ellas tienen sus técnicas personales, por ejemplo para subir o bajar escaleras. por lo que una ayuda inadecuada puede dificultar las cosas. Otras veces la ayuda es esencial, pregunta y sabrás como actuar, no te ofendas si la ayuda es rechazada.
  • Si la persona se cae, ofrécele ayuda inmediatamente, pero nunca ayudes sin preguntar cómo debes hacerlo.
  • Toma en cuenta las barreras arquitectónicas a la hora de con ella algún lugar, restaurante, teatro o cualquier otro local.  
  • Las personas con parálisis cerebral (PC), pueden tener dificultades para caminar o hacen movimientos involuntarios con piernas y brazos o presentan expresiones “extrañas” en el rostro. No te intimides con esto, son personas como tú, generalmente no presentan ninguna discapacidad intelectual, y a veces, hasta están por encima de la media.
  • Si la persona con parálisis cerebral (PC), tuviera dificultades para hablar y, no comprendieras inmediatamente lo que está diciendo, pídele que lo repita, ellas no se incomodan por repetir si es necesario para hacerse entender.
  • No te reprimas para usar palabras como "andar" o "correr", Las personas con discapacidad motora emplean naturalmente esas mismas palabras.

Personas en Silla de Ruedas

  • Pregunta siempre si se necesita ayuda, antes de brindarla. Puede no ser necesaria o querida.
  • Háblale directamente al que está en la silla, no al que está a su lado, como si no existiera.
  • No cuelgues cosas o te recuestes sobre una silla de ruedas, ya que esta es parte del espacio corporal de la persona.
  • Si la conversación dura más de unos pocos minutos, trata de sentarte para estar a su misma altura.
  • De ser necesario has preguntas sobre la silla de ruedas y su funcionamiento, una comunicación abierta ayuda a vencer temores y prejuicios.
  • Generalmente la ayuda más necesaria es indicar una dirección conveniente para ir a determinado lugar, incluyendo la distancia y los obstáculos que puedan entorpecer el camino.
  • Cuando el usuario de una silla de ruedas la deja para ir al baño, el auto o la cama, no la muevas, sin aviso del lugar donde la dejó.
  • No hay inconveniente en usar expresiones tales como: "andas corriendo" refiriéndose a un usuario de sillas de ruedas, ya que posiblemente diga cosas similares.
  • No creas que el usar una silla de ruedas es una tragedia; es más bien un medio para dar libertad e independencia a quien la usa.

Personas con Parálisis Cerebral

  • La parálisis cerebral es fruto de una lesión cerebral, que se ocasionó antes, durante o después del nacimiento, causando un desorden sobre el control de los músculos del cuerpo.
  • Ten presente que tienen necesidades específicas debido a sus diferencias individuales.
  • Es muy importante respetar su ritmo, ya que normalmente son más lentas debido a su condición.
  • Ten paciencia al escucharlas, la mayoría tiene dificultades en el habla.
  • No confundas sus dificultades y ritmo lento con la discapacidad intelectual.
  • Recuerda siempre que NO son portadoras de una enfermedad grave o contagiosa, ya que la parálisis cerebral (PC) no es una enfermedad, es una condición.

Personas con Muletas o Prótesis

  • Puede que tengan una amputación, debilidad muscular o limitación articular en brazos y/o piernas.
  • Ajusta tu paso al suyo. No la apures.
  • Evita que la empujen.
  • Ayúdala si tiene que transportar objetos o paquetes.
  • No la separes de sus muletas.
  • Si usa prótesis no fijes tu mirada en ella.
  • Ten en cuenta que las muletas prótesis o aparatos, que utilicen, cumplen una función de apoyo, sostén y equilibrio, por lo que no debes tomarla de los brazos.
  • Para ayudarla a caminar tómalo de lado y deja que se apoye en ti.

Te recordamos que estas normas básicas debes tomarlas como la manera más adecuada para interactuar con personas que posean esta condición, no obstante estos conceptos no son un patrón fijo, cada persona es diferente por lo que deben ser flexibles y adaptarse a la situación, pero, de seguro te serán de mucha ayuda.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3