Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
La Escucha Activa y La Comunicación
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

En nuestro pasado boletín tocamos el tema de la comunicación, en específico la Comunicación en la Familia, al explicar un poco la importancia de este “arte” hablamos de un tópico que hoy por hoy los expertos coinciden que es de suma importancia a la hora de mantener y mejorar nuestras interrelaciones como lo es la Escucha Activa.

Antes que nada debemos tener claro que oír no es lo mismo que escuchar. Numerosos estudios han demostrado que lo primero comprende expresamente la función biológica de todo ser humano a través del sentido del oído; ahora bien lo segundo compromete nuestras emociones, nuestro razonamiento y está cargado de intención. Por lo tanto, si deseamos mejorar nuestra comunicación, debemos aprender a escuchar bien, con atención y cuidado, tratando de comprender lo que nos dice nuestro interlocutor, es decir aprender a practicar la Escucha Activa. Podemos preguntarnos por qué es importante escuchar de esta manera, a lo que podrimos dar las siguientes respuestas, que nos darán un poco de claridad al respecto:

  • Los demás sentirán la confianza necesaria para ser sinceros con nosotros.
  • La persona que nos habla se siente valorada.
  • Tiene efectos tranquilizantes y facilita que se eliminen tensiones.
  • Favorece una relación positiva con nuestro interlocutor.
  • Permite llegar al fondo de los problemas.
  • Quien nos habla nos respetará más.

Habilidades y Aspectos que Debemos Tomar en Cuenta Para Mejorar la Comunicación

Habilidades para mejorar la comunicación:

  • Mostrar empatía. Escuchar activamente las emociones del otro, es tratar de entender sus motivos y sentimientos e intentar entender lo que siente. Sin embargo, no significa aceptar ni estar de acuerdo con su posición.
  • Es expresar en propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir, esto permite verificar si realmente se le está entendiendo y no malinterpretándolo.
  • Emitir palabras de refuerzo o cumplidos. Son expresiones que suponen un refuerzo a su discurso al transmitir que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir.
  • sirve para informar a la otra persona de nuestro grado de comprensión o de la necesidad de mayor aclaración.

Aspectos para mejorar la comunicación:

  • Al criticar a otro, hablar de lo que hace, no de lo que es. Las etiquetas que usamos no ayudan a que la persona cambie, sino que refuerzan sus defensas.
  • Discutir los temas de uno en uno. No "aprovechar" que se está discutiendo, para reprochar otros temas que, aunque importantes, no viene a colación en el momento.
  • No ir acumulando emociones negativas sin comunicarlas. Es contraproducente, ya que produciría un conflicto mayor que conduciría a una hostilidad destructiva.
  • No hablar del pasado. Rememorar antiguas recriminaciones, no aporta nada provechoso y despierta malos sentimientos. El pasado sólo debe traerse a colación constructivamente, como modelo cuando intentamos volver a poner en marcha conductas positivas algo olvidadas.
  • Ser específico. Se debe tratar de ser concreto y preciso, esta es una de las normas principales de la comunicación, ya que esto ayuda a producir cambios y a avanzar. Cuando damos rodeos y no se es inespecífico, se dificulta obtener resultados positivos.
  • Evitar las generalizaciones. Usar expresiones como "siempre" y "nunca", que raras veces son ciertas, tiende a formar etiquetas. Para llegar a acuerdos y generar cambios, resultan más efectivos términos como: “La mayoría de veces”, “Algunas veces”, “Frecuentemente”, etc.
  • Ser breve. Repetir varias veces lo mismo con distintas palabras, o alargar el planteamiento, produce la sensación, de ser tratado como alguien de poco entendimiento y resulta agotador.
  • Cuidar la comunicación no verbal. Esta debe ir acorde con la verbal, es importante mantener el contacto visual que debe ser frecuente, pero no exagerado. Debemos tener en cuenta que el tono y volumen de voz, así como las expresiones faciales sean las adecuadas.
  • Elegir el lugar y el momento adecuados. En ocasiones, una buena comunicación, pueden resultar negativa si no elegimos el momento adecuado, el lugar, el nivel de intimidad, etc.

Recomendaciones Sobre Comportamientos que Debemos Evitar En Procura de una Buena Conversación…

Siempre debemos tener presente y evitar conductas que consciente o inconsciente podrían dificultar el proceso de comunicación, algunos de ellos son:

  • Interrumpir al que habla, para contar “nuestra historia”
  • Juzgar cada comentario que hace.
  • Ofrecer ayuda que no nos ha solicitado.
  • Ofrecer ayuda o soluciones prematuras, cuando el otro aún está hablando.
  • Restar importancia a los sentimientos del otro con expresiones como: “no te preocupes por esa tontería”, “no te pongas así”, etc.

Saber lo que debemos contestar cuando el otro no ha hecho más que iniciar su relato.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3