Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
La Obesidad y La Salud Mental
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

La obesidad es un problema de salud realmente grave. La mala educación nutricional, el sedentarismo cada vez más elevado en la mayoría de los empleos, el alto costo de la vida que limita el pago de gimnasios, el consumo de comida rápida, la falta de tiempo para ejercitarse, así como la inseguridad que restringe el uso de los espacios públicos para tal fin, son algunas de las tantas circunstancias que en los últimos años ha incrementado notablemente esta situación. Muchos expertos coinciden en que este aumento a nivel mundial es atribuible a factores sociales, culturales y económicos. Así mismo es importante resaltar que actualmente los profesionales en la materia están conscientes de que a menos que se actúe conjuntamente para tratar los temas emocionales que inciden en esta problemática, la mejoría de la situación será muy difícil y a largo plazo.

Para saber si usted presenta un leve sobre peso o está a un paso de la obesidad, debe conocer su índice de masa corporal (IMC), que es una fórmula utilizada para evaluar el peso corporal en relación con la estatura. Se calcula dividiendo los kilogramos de peso por la estatura al cuadrado (IMC = peso [kg]/ estatura [m2]); según los expertos, el sobrepeso se define como un IMC de más de 25 y se habla de obesidad cuando la cifra es superior a 30. Si su IMC es muy alto (es decir, su peso es significativamente superior al que se considera saludable para su altura) puede que esté incrementando el riesgo de muchas condiciones médicas serias, tales como colesterol elevado, hipertensión, enfermedades cardíacas, apoplejía, diabetes tipo 2, enfermedad de la vesícula biliar, fatiga crónica, asma, apnea obstructiva del sueño, entre otras; lo que en general puede reducir su expectativa de vida, particularmente si es usted un adulto joven.

Como dijimos anteriormente, recientemente los especialistas se han centrado en el estudio de que la obesidad también puede conllevar problemas psicológicos, analizando cómo los trastornos de salud mental impactan en el peso corporal, y cómo los efectos del sobrepeso y la obesidad se relacionan con problemas psicológicos tales como la depresión y la baja autoestima. Por tanto, se ha podido determinar que las causas de la obesidad rara vez se limitan a factores genéticos, a comer en exceso por periodos prolongados, o a un estilo de vida sedentario. Lo que hacemos y no hacemos a menudo se deriva de cómo pensamos y nos sentimos.

Los estudios han demostrado que generalmente, la obesidad se acompañada de la depresión y una puede ocasionar e influir sobre la otra. La tristeza, la ansiedad o el estrés a menudo conllevan a trastornos alimenticios y a menos que se actúe para enfrentar esta situación y buscar soluciones se pueden ocasionar problemas a largo plazo, ya que muchas personas para recuperarse de eventos repentinos o emocionalmente agotadores comienzan, sin darse cuenta, a comer demasiado, lo que puede transformarse poco a poco, en un hábito difícil de cambiar.

Enfrentar los problemas de control de peso requiere fomentar un estilo de vida más saludable y adoptar paulatinamente nuevos hábitos tanto en su dieta diaria como en su actitud hacia la vida. Dependiendo de la situación es importante que considere la posibilidad de abordar el problema de su salud tanto desde el punto de vista físico como emocional, de manera que un médico pueda ayudarlo a desarrollar un plan seguro para controlar el peso y cualquier otro trastorno fisiológico que pueda presentarse; y un terapeuta pueda ayudarlo y enseñarle herramientas adecuadas para manejar la depresión, el estrés o la ansiedad y encausar las experiencias que posiblemente estén afectando y contribuyendo al descontrol de peso.

Aquí le dejamos algunos puntos para tener en cuenta y reflexionar:

  • No pretenda bajar rápidamente de peso ya que podría causarle más desequilibrios alimentarios, lo que a su vez incrementará la frustración y depresión, haciéndolo caer en un círculo vicioso.
  • Tómese tiempo para reflexionar sobre las posibles causas y motivos que le están impulsando a comer en exceso, así podrá centrarse y atacar el problema de manera adecuada.
  • Para tomar control de la situación identifique y haga una lista de los alimentos que está consumiendo, su tipo, su cantidad y el momento en que lo hace, esto le ayudara a hacer conciencia y comprender la importancia de cambiar algunos hábitos.
  • Analice su estilo de vida, si considera que tiene altos niveles que ansiedad o estrés que han alterado sus hábitos alimenticios, consulte con un terapeuta que le oriente para que pueda superarlo.
  • Analice su nivel de actividad, si considera que mantiene un estilo de vida muy sedentario trate de ir incorporando progresivamente, actividades que impliquen un mayor grado de movilidad, como subir escaleras, caminatas en zonas adyacentes a su entorno, mientras haga las tareas de la casa ponga música y muévase a su ritmo.
  • Apóyese en sus familiares y amigos cercanos, para que le den aliento y soporte en los momentos difíciles y de tentaciones.


Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3