Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
La RSE empieza por Casa
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

El Buen clima organizacional y la responsabilidad social empresarial orientada hacia el recurso humano de las empresas. Con el advenimiento de modernas tendencias que desarrollan doctrinas y emprendimientos orientados a la atención del entorno psicosocial de impacto de las empresas, éstas se han volcado a la instrumentación de políticas y programas que, si bien no pierden de vista la competitividad y la productividad, proyectan una imagen de responsabilidad empresarial de la marca frente a la sociedad, tocando tópicos de interés social y ecológico que interesan a la colectividad.

Celebramos estas iniciativas, y por supuesto estamos totalmente de acuerdo con el hecho de que las industrias y empresas se estén ocupando de tender “voluntariamente” la mano a iniciativas de apoyo a determinados grupos sociales en situaciones de riesgo que requieran particular atención: niños desamparados, ancianos, personas con adicciones, entre otros. También nos complace conocer que se toman iniciativas orientadas a fortalecer conductas positivas en la sociedad tales como fomentar el deporte, el excursionismo, rescate de áreas forestales, rescate de parques y plazas públicas, etc. Pero hemos notado con cierta preocupación, que las empresas promueven sus iniciativas de responsabilidad social empresarial con mayor énfasis hacia la comunidad, hacia lo externo y utilizan para su desarrollo, el trabajo “voluntario durante los fines de semana” de sus empleados en la atención de las señaladas iniciativas y descuidan, por otra parte lo más valioso y tutelado de sus recursos, su capital humano y el núcleo familiar del trabajador.

Desde nuestro punto de vista, las empresas deben establecer un justo equilibrio en las tendencias hacia el desarrollo de políticas de responsabilidad social empresarial proyectadas hacia el exterior y aquellos esfuerzos por apoyar y entender los problemas de su propia gente. En nuestra opinión deben comenzar por concentrarse en su círculo más íntimo de influencia, vale decir, en la atención de sus empleados y sus familiares y una vez edificada una empresa verde y sana en sus entrañas, proyectar una imagen de apoyo y solidaridad con el entorno psicosocial externo de influencia, esto además de ser congruente, ético y moralmente aceptable, garantiza, lo podemos afirmar, la disminución de enfermedades ocupacionales, pago por indemnizaciones, ausentismo laboral, rotación del personal, bajas en la producción y además las presiones sindicales.

La administración de recursos humanos en las empresas tienen la obligación legal y moral de garantizar un lugar de trabajo donde no haya riesgos innecesarios ni condiciones ambientales que puedan causar daños a la salud física y mental de las personas. Entonces cabe preguntarse, ¿atender con políticas coherentes que garanticen la salud emocional y psicológica de los empleados puede entenderse como una estrategia voluntaria de responsabilidad social empresarial hacia lo interno, como se le ha denominado en los últimos tiempos?, o por el contrario ¿es una obligación legal con un marco regulatorio estricto?. La Ley Orgánica de Prevención, Condición y Medio Ambiente Laboral (LOPCYMAT) en sus artículos 53 y 56, numerales 1º, 5º y 9º establece algunos derechos de los trabajadores y las obligaciones de los empleadores quienes deben “garantizar la salud física y mental de los trabajadores”, de donde se colige que se trata de una obligación legal de irrestricto cumplimiento para todas las empresas, sin embargo, la condición de carga legalmente obligatoria, no debe contraponerse con el desarrollo de políticas de atención humanamente concebidas que involucren al entorno familiar del trabajador, tratando de generar un clima laboral agradable que facilite las relaciones interpersonales y que se eviten condiciones laborales estresantes que pueden provocar riesgos en el trabajo desencadenando enfermedades profesionales u ocupacionales por la alteración del equilibrio cuerpo, mente y relaciones sociales. Una conducta acertada en la gerencia de recursos humanos de toda empresa debe orientarse a la disminución del estrés en la población laboral.

El estrés ha sido definido por algunos autores, como el conjunto de reacciones físicas, químicas y mentales que experimentan las personas expuestas a estímulos o elementos de tensión presentes en el entorno que es devastador para la salud de las personas. El autoritarismo de un jefe, la desconfianza, la presión a las exigencias laborales, la monotonía o trabajos repetitivos o aburridos, el irrespeto al balance vida laboral/vida familiar, entre otros elementos, provocan manifestaciones psicológicas de ansiedad, angustia y depresión, y desde un punto de vista orgánico, son precursores de problemas gástricos, cardiovasculares, cefaleas y dolencias musculo-esqueléticas, entre muchas de las múltiples manifestaciones. Diseñar estrategias responsables y honestas dirigidas hacia los trabajadores debe ser la primera meta de toda empresa antes de dar el salto público y mediático hacia la responsabilidad social empresarial externa.

Toda empresa puede comenzar con algunas estrategias para mejorar el ambiente laboral y damos algunos consejos para reducir el estrés laboral: Permita que los empleados conversen amigablemente en un entorno libre y abierto. Disminuya los conflictos personales en el trabajo mediante comunicaciones abiertas, negociaciones y respeto mutuo. Mantenga informado a los equipos de trabajo sobre las buenas y las malas noticias y darles la oportunidad de participar en la toma de decisiones de tales asuntos. Apoye los esfuerzos de los trabajadores y pregunte amistosamente y con frecuencia como van sus actividades y otros asuntos similares. Reconozca, celebre y recompense los logros de los trabajadores para lo cual desde una palabra de aliento, un reconocimiento público, una promoción de cargos o una bonificación, levantan el ánimo y disminuye la tensión. Desarrolle planes y programas de atención al trabajador y a su grupo familiar.

No se debe perder de vista la importancia que reviste para una persona conocer que en su lugar de trabajo su familia también es tomada en consideración para brindarle apoyo en momentos de crisis personales y familiares que afecten el equilibrio emocional del trabajador.

Para culminar debemos señalar que para el desarrollo de estas políticas suele resultar más productivo contar con expertos asesores en clima organizacional y en psicología industrial, que coadyuven a las empresas a asumir el cumplimiento de la ley para evitar las fuertes sanciones administrativas y legales como las contempladas en los artículos 119 y 120 de la LOPCYMAT, pero las empresas, por sobre todas las cosas y al margen de un formal cumplimiento de la legislación, deben tratar de obtener el tesoro más preciado de toda empresa, un equipo motivado, identificado corporativamente y con ánimo de crecer y mejorar laboral y profesionalmente cada día.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3