Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Los riesgos laborales ¿Prevenir es mejor que lamentar?
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

La prevención se ha convertido a través del tiempo, en el mejor aliado para disminuir los riesgos laborales. Para ello, las empresas deben hacer del conocimiento de sus trabajadores, las normas de Salud y Seguridad en el Trabajo e informar oportunamente los riesgos laborales específicos y generales vinculados a las actividades que realicen, enfatizando en las normas esenciales de prevención establecidas en la legislación de nuestro país específicamente en la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadores (LOTTT), la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) y su reglamento parcial, así como en el Reglamento de las Condiciones de Higiene y Seguridad en el Trabajo.

En este sentido, promover políticas serías y permanentes de salud y seguridad en la empresa, es una potente arma para mejorar la calidad de vida y seguridad en el trabajo, y permiten que cada colaborador conozca y pueda identificar los riesgos inherentes al desempeño de sus funciones y mitigar los peligros a los que podría estar expuesto en el entorno laboral. La instrumentación constante de medidas que faciliten la prevención de dichos riesgos, es una tarea que corresponde a todos los involucrados en los procesos productivos, una tarea que no corresponde solo a los representantes de la empresa sino a todos los trabajadores, los proveedores y contratistas que se vinculen con la misma.

Resulta vital en el marco de las políticas de salud y seguridad ocupacional llevar un registro de todos y cada uno de los siniestros (accidentes o incidentes) laborales que se produzcan, dejando claramente asentado en dicho reporte: partes y personas afectadas, riesgos generales y específicos presentes en la actividad, lugar, fecha y hora del evento, clasificación del evento en leve, grave, o mortal, así como toda aquella información que resulte relevante. Este registro permitirá organizar índices estadísticos que ayuden a determinar frecuencias de accidentes, enfermedades y afecciones originados en el trabajo, para definir planes y acciones futuras de prevención.

Por otra parte, las empresas deben tomar medidas que garanticen: dotación de equipos de protección personal, botiquines de primeros auxilios, adecuada señalización de seguridad, protección contra incendios y sistemas de extinción de los mismos, salidas de evacuación, políticas de atención y traslado de lesionados, medicina ocupacional y capacitación permanente de colaboradores y empleados ajustadas a las exigencias de la ley y a tono con las funciones inherentes al desempeño de cada cargo en la empresa.

Como fundamento para la puesta en marcha de políticas que propendan a prevenir o evitar enfermedades ocupacionales, es de suma importancia que se conozcan algunos agentes que, incorrectamente manejados, pudieran ser potenciadores de riesgos y desencadenantes de situaciones no deseadas. Así encontramos que algunos de éstos agentes son:

Agentes Mecánicos: Relacionados con el uso de maquinarias, herramientas y equipos cuyo uso inadecuado, desconocimiento de utilización o falta de mantenimiento, potencia el riesgo de usuarios y operadores pudiendo producir todo tipo de accidentes o enfermedades ocupacionales tales como: cortes, quemaduras, golpes, lesiones musculo esqueléticas, etc.

Agentes Físicos: Relacionados con las condiciones físicas del ambiente que pudieren potenciar los riesgos laborales cuando el ambiente es impactado negativamente por defectos de iluminación, calor o frío extremos, ruido y humedad excesivos, vibraciones, presencia de polvo en la atmósfera, entre otros.

Agentes Químicos: Relacionados con la utilización o almacenamiento de materias primas capaces de desprender partículas sólidas, líquidas o gaseosas que se pueden absorber por la piel, el aparato respiratorio o el digestivo, produciendo afecciones dérmicas, respiratorias, digestivas y parenterales.

Agentes Biológicos: Relacionados con la fijación (dentro y/o fuera del organismo), o la absorción de parásitos, toxinas o bacterias que potencian la posibilidad de desarrollar alguna enfermedad: paludismo, tétanos, herpes, entre otras.

Agentes Psico-sociales: Relacionados con el clima laboral, el entorno psicológico y social del trabajador, y la aparición de patologías; pueden estar vinculados a la sobrecarga de trabajo, el estrés o el clima organizacional negativo, causando alteraciones en el equilibrio emocional provocando depresión, ansiedad, fatiga profesional y se convierten en fuertes precursores de accidentes laborales.

Sin duda alguna, cuidar el medio ambiente de trabajo, la salud y seguridad ocupacional es un tema apasionante y manejar las herramientas para cuidar la salud y la calidad de vida de las personas que comparten un ambiente laboral, garantizar que su vida no corra riesgos innecesarios por imprudencia, negligencia o impericia, es una tarea siempre bien recompensada, y confiere especial vigencia el viejo adagio que reza: prevenir… es mejor que lamentar, por ello es preciso tomar medidas en materia de seguridad con el fin de disminuir o evitar riesgos laborales.

En todo caso, siempre podrán contar con el apoyo de Programas AVE para abordar en el desarrollo de estrategias, campañas y mejoras de procesos vinculados con la gestión de procesos asociados con la seguridad industrial, LOPCYMAT, y análisis de riesgos ocupacionales y psicosociales.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3