Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Nuevas visiones y tendencias en torno a la salud y la enfermedad: "La psiconeuroinmunología"
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

En este nuevo boletín hemos querido hacerles llegar información relevante sobre los nuevos avances del conocimiento científico; en esta oportunidad hablaremos sobre la Psiconeuroinmunología (PNI), que desde hace relativamente pocos años viene desarrollando una nueva disciplina científica que explora las interconexiones entre los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino. Estos estudios han ido, poco a poco estableciendo una relación más integradora, diversas disciplinas científicas han tenido que buscar un terreno común sobre el cual es posible construir una visión nueva de la salud, la enfermedad y la existencia humana, dando lugar a un nuevo enfoque de carácter trasndisciplinario.

Los avances de la medicina experimental se han extendido hacia la integración en el estudio de los sistemas inmunológico, cardiovascular y nervioso, que hasta ahora habían sido estudiados en forma aislada, especialmente a partir de la descripción de los efectos del estrés sobre el sistema inmune o la capacidad de respuesta defensiva del organismo ante los ataques de virus o bacterias. La PNI ha planteado el desafío de tratar la mente y el cuerpo como una unidad en la cual es posible estimular las sustancias químicas producidas de forma natural por el sistema endocrino para de esta manera influir en el sistema inmunológico y en los mecanismos que permiten afrontar la condición de enfermedad.

Los estudios sobre el efecto del estrés en nuestro sistema inmune han permitido a los especialistas establecer la compleja interacción entre los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico. Como hemos explicado anteriormente en nuestros anteriores boletines sobre el estrés, un evento estresante físico, ambiental o emocional induce a una respuesta fisiológica alterada; se ha determinado que esto tiende a afectar la adecuada funcionalidad del sistema inmune y/o a crear la percepción en las personas de percibir disminuida su capacidad de afrontar una eventualidad, así mismo los expertos consideran que esto potencia la vulnerabilidad a una serie de enfermedades de alto riesgo, como el cáncer, enfermedades autoinmunes y diversas alteraciones endocrinas.

Se ha establecido claramente que existe una relación entre el cuerpo y la mente, dos estudiosos del tema Roger Booth y Kevin Ashbridge recientemente dijeron, "Existe la necesidad de revalorizar y quizá redefinir los conceptos, símbolos, y lenguaje de la inmunología y la psicología de tal forma que se permita que las relaciones entre los procesos inmunológicos y psicológicos sean expresadas en términos de una perspectiva teleológica coherente. Para comprender las relaciones psicoinmunológicas, debemos estar dispuestos a modificar algunas de nuestras ideas preconcebidas acerca de la naturaleza de nuestro sistema inmunológico y de nuestra psique".

La Dra. Marianela Castés, fundadora de la cátedra de Inmunología de la Escuela de Medicina Vargas y directora de la Asociación Creando Salud (creandosalud.org); explica: “Cuando tú tienes un pensamiento, una creencia, un factor de estrés permanente, una emoción, se activa lo que llamamos el eje HPA: H de hipotálamo, P de pituitaria y A de adrenal (las glándulas adrenales). Al activarse éste, se producen unas moléculas que se llaman glucocorticoides, entre ellas el cortisol, una hormona del estrés. Todos los estudios que se han realizado in vivo e in vitro demuestran que el cortisol es un fuerte supresor de la respuesta inmune. Esto es por la vía neuroendocrina. Por la vía eléctrica, que también existe, se producen catecolaminas, se produce adrenalina… Esta adrenalina que se produce permanentemente también es un fuerte supresor de la respuesta inmune. Es decir que, ya sea por la vía neuroendocrina o por la vía eléctrica, produces moléculas en tus glándulas suprarrenales que te suprimen la respuesta inmune”.

Como ya hemos expresado con anterioridad la salud es un proceso complejo sostenido sobre la base de un equilibrio entre los factores biopsicosociales, en la enfermedad se afecta tanto el cuerpo como la mente. Diversos estudios reflejan que el estrés puede ser un factor desencadenante de múltiples enfermedades como musculo-esqueléticas, cardiovasculares, neurológicas (fibromialgia), inmunológicas, emocionales, entre otras, y las respuestas del organismo se mueven en un amplio rango de patologías, bien se trate de una persona hiperactiva, de conducta hostil, con fuertes cargas de agresividad, workholicos, etc., o por el contrario que se trate de una persona introvertida, de apariencia serena, incapaz de expresar rabia, ansiedad, generalmente temerosa u orientada hacia el autosacrificio. Es tiempo de tomar esto en consideración, si se presenta algún desbalance tomemos en cuenta acudir y consultar a especialistas ya sean de la medicina convencional o de la tradicional.

Debemos reconocer que en cada uno está el tomar en sus manos la dirección y responsabilidad de su salud; dar un paso adelante, activarse, buscar ayuda para minimizar o evitar el estrés, recordemos que siempre hay una manera positiva de abordar las situaciones. Detengámonos un momento a meditar y consideremos la posibilidad de hacer un cambio en el paradigma de nuestros de pensamientos, sobre todo en los negativos que influyen incuestionablemente en el sistema inmunológico trayendo efectos perjudiciales para nuestra salud.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3