Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Optimismo en tiempos de crisis
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 05-03-2015

“Todo el mundo puede llegar a convertirse en la mejor versión de sí mismo”

En épocas de crisis de valores, todos tenemos la capacidad de desarrollar habilidades que nos permitan hacer frente a las adversidades. La Resiliencia es una respuesta común y su aparición indica un ajuste saludable a la adversidad.

Expertos en el área de la psicología positiva, plantean que: tanto en tiempos de bonanza como de carencia, los seres humanos deben “alimentar su lado bueno, su lado luminoso”; esto es, cultivar y fortalecer sus potencialidades y movilizarlas para hacer frente de manera efectiva o creativa ante la adversidad.

Por más difícil que sea la situación, siempre hay un camino y una solución posible. Se dice que “la receta para superar la crisis es el optimismo”. Aun en el peor de los escenarios y supuestos, siempre es posible tomar distancia y aplicar la actitud optimista.

La ventaja que presentan las personas optimistas en comparación con otras, es que poseen un blindaje especial que han construido y fortalecido a través de las experiencias, y que los protege contra las dificultades.

Ser optimista no significa sentarse y esperar pasivamente, sino aceptar una situación e intentar transformarla en oportunidades. Los optimistas tienden a pensar que la derrota es sólo un contratiempo pasajero, que sus problemas se reducen a esa única circunstancia, y no se desconciertan frente a la derrota.

Si te sientes identificado con la actitud optimista, y te animas a construir tu blindaje personal, a continuación compartimos contigo una serie de tips que pueden guiarte durante el proceso:

  1. Plantearse metas alcanzables y con sentido, pequeños logros que sean posibles conseguir. A medida que se obtienen, se refuerza la confianza en uno mismo, no importa que se vaya poco a poco, sino superarse cada vez un poco más.
  2. Utiliza actitudes positivas. La mejor manera de convertirte en un optimista es enfocándote en las soluciones y no en los problemas. Cada vez que una dificultad surge, puedes crear inmediatamente soluciones y ponerlas en marcha.
  3. Utiliza palabras positivas y motivadoras. El pesimista dice "Tengo un problema"; por el contrario, el optimista diría "Tengo una oportunidad para hacerlo mejor la próxima vez".
  4. Abrirse al exterior. Construye relaciones interpersonales sanas, estables y sólidas.
  5. Sé un modelo a seguir. En la medida en que ayudas a otro, te ayudas a ti mismo. Si te conviertes en un modelo de optimismo para tus empleados, compañeros de trabajo, familiares y amigos, al mismo tiempo te haces a ti mismo más optimista.
  6. Aceptar la propia realidad. Sin decirse que es imposible conseguir algo. Aceptar que, a pesar de que la realidad sea dura, no significa que no se puedan alcanzar objetivos dentro de esta situación.
  7. Ser valiente y atreverse a hacer algo novedoso, aunque al principio dé miedo.
  8. Desarrollar la capacidad de disfrute por los pequeños placeres de la vida.
  9. Expresa gratitud.
  10. Recuerda sonreír a diario.

Ten siempre presente que si eliges el optimismo, seguirán existiendo días buenos y días malos, éxitos y fracasos, pero tú actitud te permitirá subir y bajar sin perder el ánimo. Cuando te dices: “vamos de mal en peor”; en realidad deberías decirte: “la situación ya sólo puede mejorar”.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3