Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
+58 212-237.12.93
+58 212-837.15.15
info@programasave.com
@programasAVE
programasave
Propósitos de Año Nuevo
Autor: Gerencia Clínica (@programasAVE) | Fecha: 04-03-2015

Al comienzo de cada año, nos sentimos inclinados por las buenas intenciones y proyectos, para mejorar nuestra vida en especial el cuerpo y mente, dándoles estatus de prioridad; como es bien sabido, la salud abarca más allá de las enfermedades, incluye también el bienestar psicológico y emocional, para poder mantener en buen estado nuestro estilo de vida, pero lograrlo no es cosa fácil, se necesita constancia y disciplina.

Muchos de estos proyectos tienen que ver con mejorar nuestras relaciones de pareja o con la familia, dejar algunos malos hábitos como el cigarrillo y el alcohol, superarnos académica o profesionalmente, perder un poco de peso para ponernos en forma, hacer ejercicios, en fin, están relacionados con aspectos estrechamente ligados a los más íntimos deseos de nuestra vida personal.

A pesar de que la mayoría trata de mantener una mentalidad positiva ante los propósitos planteados, los expertos señalan que muchos nos rendimos incluso antes de empezar, esto tiene que ver principalmente con el hecho de que asumimos expectativas muy altas y trazamos metas arduas a largo plazo, cuando lo ideal sería trazar metas sencillas, específicas y breves con tareas fáciles de realizar, ya que esto aumenta significativamente las probabilidades de cumplir con los propósitos trazados. A continuación te preparamos algunos consejos que podrían ayudarte y ser punto de partida:

  • Antes de comenzar medita bien cuáles son tus expectativas, anótalas en una libreta, y asígnales un nivel de prioridad, trata de ser realista y no abarcar demasiado, recuerda que en un mes no vas a poder lograr lo que no hiciste en un año.
  • Si tu propósito es bajar de peso, no te estreses pensando en los 5 u 8 kilitos que deseas desechar, comienza investigando sobre un plan nutricional que te permita ir cambiando tus hábitos alimenticios y reduciendo las cantidades, ajustándolo a tus necesidades, no escojas un plan drástico con el cual la adquisición, preparación e ingesta de los menú se te hará difícil. En la medida de tus posibilidades, consulta a un especialista.
  • Indistintamente de tu peso corporal, ten en cuenta que la inactividad no es adecuada para la salud, si tu propósito es incorporar a tus hábitos una rutina de ejercicios, lo ideal sería estructurar tu horario para hacerlo al menos tres veces por semana. Si consideras que no tienes tiempo y/o el presupuesto no te permite pagar un gimnasio, muévete siempre que puedas, camina, baila, sube o baja escaleras, haz las tareas de la casa, etc., aumenta poco a poco el tiempo e intensidad de las actividades. Inicialmente media hora ayudará mientras estableces una rutina.
  • No es fácil dejar el cigarrillo, pero puedes lograrlo con decisión. Empieza evitando decir que NO vas a fumar nunca más; piensa en su lugar que no vas a fumar “hoy”, ese solo pensamiento baja los niveles de angustia considerablemente, trata también de evitar las bebidas que acompañan este hábito como el café y el alcohol, sobre todo en los primeros días. Cuando el deseo de fumar parezca irresistible, relájate espera un minuto y la necesidad desaparecerá, sólo durará unos instantes y cada vez será más fácil. Respeta tu decisión y no cedas, verás cómo te sientes mejor contigo mismo.
  • El inicio de año es un buen momento para hacer un análisis sobre tu carrera. Pregúntate si estás haciendo lo que te gusta, si estás en una posición de expandir tus habilidades; dependiendo de tus respuestas, tal vez sea momento de darle un giro a tu trabajo y encontrar en qué aspecto de tu carrera puedes destacar más. Realiza un curso de inglés o computación, haz una maestría, un diplomado, etc. Identifica qué quieres lograr este año, recuerda fijarte metas profesionales realistas, específicas y alcanzables.
  • Haz que la familia se involucre, reúnanse y cada uno exponga un propósito que pueda llevar a cabo a corto o mediano plazo (de uno a tres meses), motívense mutuamente, esto creará lazos, les dará momentos para compartir y sobre todo enseñará a tus hijos, en el caso de tenerlos, a plantearse objetivos y sacarles provecho.

Al final del lapso que se te hayas planteado chequea cómo va tu propósito, cuanto has avanzado, no te rindas, si ves que no va muy bien haz las modificaciones necesarias, las reglas no tienen que ser rígidas, la flexibilidad te permite reprogramarte y te anima a seguir adelante. Si por el contrario haz alcanzado tu meta, recompénsate, date un gusto y celebra tu éxito o el de tu familia, antes de continuar con tu próximo reto.



Gerencia Clínica
@programasAVE


Sitio                    

Nosotros
Programas EAP
Capacitación
Lopcymat a la mano
Otros Servicios
Publicaciones
Audio y Video
Contáctenos          

Twitter: @programasAVE
Facebook: programasave
Flipboard: @programasave
LinkedIn: programasAVE
Correo Electrónico
Diseño y desarrollo web: Global Services C.E. & C.A.
©2015 Sistema de Apoyo Vital al Empleado, AVE. c.a.
RIF: J-31401365-3